EL SERVICIO PENITENCIARIO PROVINCIAL CONTARÁ CON UN PROGRAMA DE ACOMPAÑAMIENTO Y ASISTENCIA A PERSONAS EN SITUACIÓN DE VIOLENCIA POR RAZONES DE GÉNEROS

Fue presentado este martes con la participación vía Zoom de la vicegobernadora, la Subsecretaría de Justicia, la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros, el director general del Servicio Penitenciario, Juan José Pedroza y la subdirectora, Gilda Erika Maidana.

Se creó el Programa de Acompañamiento y Asistencia a personas en situación de violencia por razones de géneros, bajo la órbita del Servicio Penitenciario de la provincia, para desarrollar un protocolo de intervención, sensibilización, prevención y sanción de violencias, con un equipo interdisciplinario de asistencia, capacitaciones y talleres.
El Gobierno de la provincia pretende generar las condiciones aptas para erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres, y la remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder asimétricas. En este sentido, desde el Ministerio de Seguridad y Justicia se aprobó la resolución n°1294, para la ejecución inmediata de este programa, y se avanza con otras políticas con perspectiva de género.
Teniendo en cuenta el tenor de la problemática, se creó un programa específico para prevenir la violencia física, psicológica, sexual, económica y patrimonial o simbólica hacia las mujeres que se pueda manifestar en el ámbito penitenciario. La subsecretaria de Justicia, Lourdes Polo Budzovsky, expresó que “es sumamente importante que el Ministerio reconozca e institucionalice estás iniciativas, que cumplen con los objetivos de gobierno y transversaliza la perspectiva de género, a fin de garantizar una vida libre de violencias a las personas en situación de violencias de género”.
Para este fin se conformará un equipo interdisciplinario que estará compuesto por al menos un licenciado/a en Psicología, un licenciado/a en Trabajo Social/Servicio Social y/o Trabajador/a Social, un abogado/a y un operador/a en Psicología Social, un coordinador/a y personal administrativo. También se podrá recurrir, a modo de colaboración, a un profesional de la salud según la especificidad del caso. Cumplirán guardias activas y pasivas (rotativas), a fin de que toda persona vinculada al Servicio Penitenciario Provincial que requiera asesoramiento y/o acompañamiento sea asistido en forma inmediata.
Mantendrán en todo momento el secreto profesional y la confidencialidad sobre los casos en sus intervenciones: recepcionarán el caso a través de una entrevista en profundidad, evaluarán la situación de riesgo con el consentimiento de la denunciante, la asesorarán sobre las herramientas y/o alternativas posibles, sobre sus derechos, y harán el seguimiento de las etapas en que se encuentren la situación legal y/o administrativa.
Se formará una red institucional con dependencias del Estado Provincial, Municipal u ONG’s, inherentes a la temática, a fin de garantizar un abordaje integral de acuerdo a las necesidades del caso concreto y contención de las situaciones que pudieran sobrevenir como producto del contexto que se encuentran atravesando.
La secretaria de Derechos Humanos y Géneros, Silvana Pérez, agregó que «el programa contará con la articulación y el trabajo conjunto de los recursos de la Red Victimoasistencial conformando una instancia más de intervenciones en pos de la atención y prevención de las violencias por razones de géneros. Las violencias deben ser revisadas, no sólo desde una perspectiva de géneros sino desde una perspectiva interseccional”.
También se realizarán jomadas de difusión sobre el programa, capacitaciones y talleres de concientización y sensibilización sobre violencias de género para el personal penitenciario

Comentarios