Escándalo en Corrientes por la apertura de un boliche con 500 personas

Sucedió en la localidad de Esquina, en un local de propiedad personas oriundas de Goya. El evento violó todas las disposiciones vigentes para evitar la propagación de la COVID-19. La fiesta se conoció por las publicaciones realizadas a través de redes sociales.
En medio de la lucha a destajo que se realiza en todo el país contra la pandemia de coronavirus, un escándalo de proporciones mayores se desató en la localidad de Esquina, en la venica provincia de Corrientes, donde la noche inaugural de un boliche reunió a más de 500 personas, según los informes oficiales.
Las fiestas masivas y, por consiguiente, clandestinas son uno de los principales focos de contagios de la COVID-19, según plantean los especialistas pero su control evidentemente escapa a las posibildades de las fuerzas policiales, tanto en el Chaco como en Corrientes.
Se trata del bar «Bunker» que está ubicado por Ruta 12 y Avenida Mitre,  en Esquina, y cuyos propietarios serían oriundos de la localidad de Goya (Corrientes)
Tal como puede comprobarse en videos que se viralizaron rápidamete por redes sociales, el «evento bailable infringió ampliamente las medidas sanitarias vigentes por la pandemia del coronavirus», consigó el diario El Litoral de la vecina provincia.
El local abrió sus puertas desde las 22:30 hasta las 3 de la mañana, según informaron las fuentes oficiales.
Los registros marcan que se trata de la mayor  concentración de jóvenes en un predio bailable nocturno desde el inicio de la pandemia, superando a la fiesta electrónica realizada en Santa Ana, a escasos kilómetros de la capital provincial, de la que surgieron algunos contagios cuando la situación estaba más que controlada en Corrientes.

Comentarios