El Impenetrable Chaqueño necesita la mirada humana Por el rector de UNCAus, abogado Germán E. Oestmann

El miércoles 7 de octubre, y hasta el viernes 9 de octubre, la Universidad Nacional del
Chaco Austral realizó una jornada histórica en el Impenetrable Chaqueño, que se
denominó Semana Intensiva Sanitaria, donde se llevó adelante el control de
prevención del virus que afecta a la población mundial, covid 19, y la atención primaria
de la salud en diversas patologías.
El gran equipo de la UNCAus, al mando de la Secretaría de Cooperación y Servicios
Públicos, Farm. Néstor Dudik; y la Coordinación de la Carrera de Medicina, Méd.
Adriana Manresa organizaron un equipo interdisciplinario de 43 personas que se
trasladaron y cumplieron las acciones de vinculación y extensión universitaria que
motorizaron los múltiples programas de prevención y cuidado de coronavirus y demás
patologías de origen.
El campamento universitario multidisciplinario (C.U.M), tuvo el desafío de encontrar
variantes que permitan satisfacer las necesidades de la realidad que nos acontece en
materia sanitaria, intentando garantizar el acceso y la oportunidad de contar con las
herramientas necesarias para alcanzar un nivel de protección equitativo contra el
covid 19 en todos y toda las chaqueñas.
El impenetrable chaqueño tiene una gran extensión, con mucho parajes que a lo largo
y ancho del mismo, se encuentran lugareños que vislumbran y construyen su futuro
con la esperanza de alcanzar la superación de sus hijos e hijas, y que al mismo tiempo,
conocer cercanamente a los mismos, nos permiten identificar la concepción de la
realidad de aquellas zonas. Las costumbres, las formas de vinculación, la idiosincrasia
mantiene una raíz cultural de antaño que se espiritualiza y radicaliza de forma
honorable y orgullosa para todos y todas las chaqueñas.
Visitar esas tierras polvorientas admite la posibilidad de superar las barreras del
conocimiento neto en cuanto a al formación académica y teñir de humanismo los
conceptos tácitos que estipula la teoría, tan necesario por estos tiempos en donde
comprendimos la importancia real de las prioridades y de la vida en la cotidianeidad.
Llegar al Chaco profundo, a la extrema concepción de la definición de interior de la
Provincia nos produce una sensación de haber alcanzado los detalles máximos para
absorber las vicisitudes de la realidad y comprender fielmente los anhelos convertidos
en esperanzas radicales de los jóvenes que emergen al nuevo mundo.
La pandemia, en estos ya casi siete meses, nos pone en un lugar distinto, nuevo y
diferente, que exterioriza y legitima la importancia de la priorización de los detalles
que hacen a los valores humanos y a la vitalidad de la moral.
Los dilemas económicos quedaron al asecho de un enemigo invisible, imposible de
identificar con la vista y muy tenaz a la hora de combatirlo, dejando al sistema
económico al borde del colapso y modificando las metas/objetivos de los gobiernos de
las Naciones del mundo.
La semana intensiva sanitaria tenía una postura intrínseca desde su comienzo, cuando
se organizaba: alcanzar la máxima absorción de las cotidianeidades de la región,
identificando, al mismo tiempo, la concepción humana en la raíz de la formación
académica. Sin embargo, al llegar al lugar, observamos que la realidad supera las
fronteras del conocimiento estudiado, analiza independiente los estudios teóricos
provocando en los estudiantes avanzados de las distintas carreras un perfeccionamiento práctico, que sólo, el detalle de vivir y palpar esa realidad permite

nutrir.

El sustrato del conocimiento que hará germinar un egresado formado, ya no sólo debe

contener nutrientes netamente académicos y de alta vanguardia, sino que también

debe componer de una mirada ejemplificadora sobre las raíces de la realidad con las

que deberá tratar e involucrarse al momento de su ejercicio profesional.

No será lo mismo para ninguno de los que asistimos a la semana intensiva sanitaria de

la UNCAus la preparación académica que adquiriremos desde ahora, en todos los

detalles de la teoría y la práctica formativa, integraremos una mirada profunda hacia

los valores humanos necesarios para la dinámica de la vida en aquellas regiones. Este

complemento de la formación que todos y cada uno de las y los estudiantes de

UNCAus adquiere, desde los años entrantes de sus carreras respectivas, tiene el

objetivo de incorporarlos en el registro social que implanta sensibilidad social.

Apoyar la formación integral académica de alta calidad, pero además, con un ala

comunitario moral, no ha sido en vano. Hoy, observamos atentamente que los falsos

dilemas han sido torpes, y que al mismo tiempo, su discusión provocó demoras a las

respuestas de las demandas sociales, que naturalmente, fueron en prioridad con la

vida y la atención de la salud.

La Universidad Nacional del Chaco Austral, joven y emprendedora Casa de Altos

Estudios, tiene un rol social que fue adjudicado por los ciudadanos y ciudadanas de la

Provincia del Chaco. En aquellas zonas del Chaco Profundo, que aún tiene los síntomas

de haber sido postergado en la historia, podemos entender de qué se trata

verdaderamente el rol de UNCAus en la Provincia. El polo científico, tecnológico,

productivo, industrial y académico que significa contar con una Casa de Altos Estudios

netamente chaqueña, es el verdadero motor de la esperanza y de cumplimiento de los

anhelos de conseguir la prosperidad para cada uno y una de las ciudadanos.

La verdadera prosperidad, de desarrollo industrial, productivo, pero también humano,

es la fehaciente equidad en las oportunidades de superación, eligiendo y pudiendo

cambiar el futuro personal.

Nos espera un largoproceso, que continuó con la semana intensiva sanitaria, y seguirá

desde ahora con una nueva forma de interpretar la demanda de la formación integral,

y produciendo conocimiento asociado a la concepción humana.

Comentarios