Falleció otro de los implicados en el doble homicidio de Castelli

 

Nidio Enrique Gómez Sosa murió la semana pasada en el complejo penitenciario de Sáenz Peña. Sufría varias enfermedades y estaba a la espera de un juicio por su presunta vinculación al asesinato de Manuel Roseo y Nelly Bartolomé. El año pasado había sido aprehendido en Corrientes.
La semana pasada falleció uno de los detenidos por el doble crimen de Castelli, donde murieran Manuel Roseo y Nelly Bartolomé.
Se trató de Nidio Enrique Gómez Sosa, de 39 años, oriundo de San Luis del Palmar, Corrientes, aprehendido en esa localidad el 24 de setiembre de 2019.
Estaba implicado en el resonante caso del doble homicidio de Castelli, ocurrido el 13 de enero de 2011, por cuya causa fueron condenados tres de los homicidas; uno de los cuales murió abatido en un intento de fuga.
Sosa fue alojado en la comisaría Segunda de Castelli, con patologías como accidente cerebro vascular y VIH positivo; cuadro sanitario que se fue agravando paulatinamente sin que haya recibido atención médica adecuada por la situación de emergencia sanitaria y porque las unidades no son ni deben ser lugares de detención por tiempos prolongados.
Ante esta situación, el abogado de la defensa presentó un hábeas corpus que no fue concedido por la presidenta de la Cámara Multifueros, Gladys Regosky; solo con carácter correctivo.
Finalmente murió el jueves el 4 en el Complejo Penitenciario II de Sáenz Peña, donde llegó el día anterior, sin posibilidades de recuperación debido al prolongado tiempo sin atención, publicó el portal Castelli en línea. En el lugar todavía permanecen sus restos sin que puedan ser trasladados para recibir cristiana sepultura y entregados a sus familiares en Corrientes, donde vive su madre ciega y su padre también enfermo y que no tienen recursos para estos menesteres del traslado e incluso la Municipalidad de Sáenz Peña tampoco tiene cajón.

Fuente: La voz del Chaco

Comentarios