EL TRABAJO DE SALUD MENTAL EN TIEMPOS DE CUARENTENA Y CORONAVIRUS

La directora de Salud Mental se refirió a la labor de psicólogos y psiquiatras en el marco de la cuarentena por COVID-19. Por lo general existen vías de consulta telefónica o virtual, aunque también se fijan turnos presenciales. Un equipo trabaja en la atención de casos positivos de coronavirus y de familiares que sufrieron alguna pérdida durante la pandemia.

Marcela Ramírez, directora de Salud Mental, se refirió a cómo manejar situaciones de estrés en el marco de la cuarentena y la pandemia por coronavirus. Además brindó detalles del acompañamiento que psicólogos y psiquiatras del Ministerio de Salud Pública del Chaco realizan a pacientes sospechosos y positivos con COVID-19, como a sus familiares.

“Los seres humanos tenemos como un mecanismo de defensa ante situaciones desconocidas: el estrés en sí es una forma de respuesta y un mecanismo de defensa”, relató. “Cuando se presenta alguna actividad que no sabemos cómo enfrentarla, por ahí nos ocasiona incertidumbre, angustia, en algunos con un poco más de síntomas, como dificultad para concentrarse en el trabajo o para dormir”, explicó.

“El estrés es como el dolor o la fiebre, se presenta en las personas de distintas formas. Al tener un gran componente subjetivo, se tratan de emociones individuales, la psiquis de cada persona manifiesta individualmente su reacción ante cada crisis”, expresó. “Hace ya casi 70 días que estamos en cuarentena y nuestro organismo tiene un sistema que se va a adaptando ante las situaciones de crisis”, recalcó.

Equipo de psicólogos y psiquiatras

Desde la Dirección de Salud Mental del Chaco hay un equipo de profesionales que trabaja en el marco de la emergencia sanitaria y pandemia por coronavirus. “Hay profesionales del hospital Perrando y del 4 de Junio de Sáenz Peña, de los centros de salud mental, y en otros hospitales de la Provincia. Los recursos humanos del área de Salud Mental están bastante distribuidos en los diversos centros de salud del Chaco”, explicó Ramírez.

Según cada caso, la consulta y atención puede ser por teléfono, videollamada, de forma virtual o bien presencial, teniendo en cuenta las recomendaciones vigentes de evitar la aglomeración de pacientes en los centros de salud. “Con los psicólogos y psiquiatras de la red de atención telefónica de Salud Mental hacemos una especie de Triage para ver a quién podemos atender telefónicamente o por vía digital, de videollamada o videoconferencia, y a quién se debe atender presencialmente”.

“Hay equipos que trabajan con las personas que son COVID-19 positivos y con familiares que tuvieron alguna pérdida y viven el duelo”, relató la directora de Salud Mental provincial. “Actualmente estamos acompañando la intervención sanitaria en el barrio Toba, con equipos presenciales, ya que hacemos un trabajo transversal con todas las áreas de Salud”, explicó.

Las vías de consulta y asistencia de Salud Mental son el 0800-444-0829 (para casos positivos de COVID-19), el 03624453408 o la cuenta de la red social Instagram @direcciondesaludmentalchaco (estás últimas dos para otro tipo de consultas vinculadas a la cuarentena o consultas de otra índole).

Recomendaciones para la cuarentena

“Lo que nos pasa actualmente es una angustia por disrupción en nuestra cotidianeidad”, recalcó Ramírez. “Veníamos en un mundo de la inmediatez, de no esperar por nada. Ahora obligatoriamente debemos esperar y adaptarnos a la evolución de esta pandemia”, expresó la directora de Salud Mental.

“Si bien estamos ante una situación nueva, el mecanismo de estrés es el mismo: hay un estrés que es agudo, otro que es crónico, un estrés post traumático”, enunció y recordó que “a esta altura del tránsito de la cuarentena, muchos de nosotros ya hemos adaptado nuestro sistema a esta cuestión del estrés”.

Según la directora de Salud Mental en estos tiempos es fundamental fijar distintos momentos -en lo posible delimitados- para afrontar diversas actividades: momentos de compartir con la familia, otro tiempo dedicado al trabajo, un tiempo para la escuela de los niños, entre otras actividades del día a día.

Más allá del distanciamiento en curso, hay que tratar de mantener los vínculos. “Hay que seguir manteniendo el contacto afectivo, aunque sea virtual o telefónico, es muy valioso en estos momentos. También tener en cuenta que es fundamental tener un momento de actividad pero también de distracción dentro del hogar”, explicó Ramírez.

«En este contexto donde las noticias en su gran mayoría tienen una tonalidad negativa hay que estar informados pero evitar una saturación informativa”, recalcó. “La idea es que a partir de que vamos conociendo cómo es la situación, vamos tranquilizándonos. Si bien es fundamental mantenerse informado, el estar alerta a las noticias durante las 24 horas no le hace bien a nadie. Por eso recomendamos hacer distintas actividades, tratar de que si bien nuestra cotidianeidad está afectada, de mantener ciertas actividades lo más parecidas a las que teníamos cuando estábamos en nuestra cotidianeidad, subrayó.

Finalmente, acerca del vínculo con los niños en tiempos de pandemia, y la información que se les brinda, explicó que “hay que hablarle de forma clara y sencilla, sin generar pánico”. Ramírez indicó que en ocasiones los cambios de rutina son más sencillos de realizar por parte de los infantes, dado que “los niños tienen mayor capacidad de adaptabilidad. En cambio las personas que más sufren son aquellas que tienen mayor rigidez a los cambios, por eso quienes tienen más flexibilidad pueden adaptarse mejor, como -por ejemplo- los niños”.

Comentarios