Jujuy activó el turismo interno.

Tras 49 días sin contagios en la provincia, reabrieron las reservas hoteleras y los puestos de artesanías en la Quebrada de Humahuaca y en otros sitios turísticos.

Jujuy reabrió este viernes el turismo en sus cuatro regiones sólo para residentes, tras 49 días sin casos de coronavirus, y se convirtió en la primera provincia en volver a la actividad en tiempos de pandemia con reservas hoteleras en la Quebrada de Humahuaca, apertura de puestos de artesanías y gran expectativa en todo el sector.

Los prestadores de servicios, que buscan sostener sus emprendimientos, ven con esperanzas las reservas que se registran para este fin de semana en hoteles quebradeños y el retorno a la actividad comercial, con estricto cumplimiento de protocolos de sanitarios, según fuentes provinciales y locales.

“Arrancamos con muchas expectativas. Algunos hoteles que han trabajado mejor en promocionarse están con mayores niveles de reserva”, dijo a Télam Federico Posadas, ministro de Turismo y Cultura jujeño.

Los grupos que se armen para viajar deben respetar el esquema de circulación vigente, de acuerdo a la terminación del DNI, o contar con las constancias de reservas de hospedaje, aclaró el funcionario.

En la región de La Quebrada, los circuitos por la Quebrada de las Señoritas (en Uquía), la Garganta del Diablo (Tilcara) y el Cerro de Siete Colores (Purmamarca) son sólo algunos de los sitios a redescubrir por los visitantes locales, además de disfrutar de la gastronomía ancestral y los monumentos históricos.

Los emprendedores gastronómicos, agencias de viajes y prestadores de servicios de excursiones optaron, en su mayoría, por promocionar sus productos a través de las redes sociales, como Facebook e Instagram, y servicios de mensajería como Whatsapp, de manera articulada entre diversos rubros.

Comentarios