Aumenta la preocupación de los médicos por la falta de controles y estudios diagnósticos en pacientes en clínicas y hospitales

 

En medio de la cuarentena y por miedo al contagio del coronavirus, en los centros médicos disminuyeron hasta un 60% las consultas y la realización de estudios diagnósticos. La importancia de continuar con la prevención para evitar enfermedades o complicaciones en la salud.
El cuidado que se debe tener frente al COVID-19 se tornó en miedo. La asistencia de personas a clínicas, sanatorios y hospitales para continuar sus estudios de diagnósticos y controles médicos cayó drásticamente, al punto que despertaron el alerta en los médicos especializados que advirtieron sobre este riesgo, que podría causas 9 mil muertes más por enfermedades cardio y encefalovasculares en 2020.
“El abandono de los estudios de diagnóstico es preocupante. Sabemos que un paciente sin diagnostico no puede acceder a un tratamiento y por lo tanto pone en riesgo su salud. Hoy preocupa tanto o más en el ámbito de la salud el abandono de consultas, estudios y tratamientos que el COVID, debido a que se estima que el porcentaje de muertes por falta de diagnóstico o tratamiento redundara en miles”, destacó a Infobae la doctora Yamila Tejada, Directora del centro de diagnóstico médico por imágenes CEMEDYT.
“Discontinuar tratamientos, controles o no consultar ante síntomas que necesitan rápida respuesta, tendrá en un corto plazo, consecuencias muy graves en la población. Recientes estudios demostraron que ha aumentado el número de pacientes con ACV, infartos graves y que la detección temprana de distintos tipos de cáncer hará que el tratamiento sea menos efectivo y por consecuencia redundará en más muertes”, agregó la directora.

El médico especialista en Diagnóstico por Imágenes Lucas Acri destacó por ejemplo la importancia de la la precisión de un diagnóstico o la misma evolución de un tratamiento específico gracias a el estudio por imágenes.

“Un médico de un paciente oncológico puede saber como evoluciona la enfermedad o la metástasis luego de una operación o tratamiento. Por eso es clave que las personas no tengan miedo de concurrir a los centros de salud para controlarse”, destacó el especialista de CEMEDYT.

Y agregó: “Muchas instituciones médicas como la nuestra no configuran un centro de internación, por lo que los pacientes no deben tener temor en venir a realizarse estudios. Además, los mismos los estamos programando en forma espaciada para que las personas no se acumulen en las salas de espera”.

Ya la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) había advertido la semana última que los estudios diagnósticos no invasivos son esenciales para estratificar el riesgo y, por lo tanto, indispensables para determinar el momento oportuno de intervenciones.

José Luis Navarro Estrada, presidente de la SAC, indicó en diálogo con Infobae que en los últimos dos meses han bajado un 60% de admisiones en las instituciones médicas por infartos producidos. “Pero los infartos se siguen sucediendo. No se han detenido y eso nos genera mucha preocupación”, afirmó.

Comentarios