Un grupo de inadaptados realizó una fiesta clandestina y atacó a la Policía de Sáenz Peña

 

En el marco del aislamiento obligatorio estipulado tanto por el gobierno provincial como nacional, la Policía de Sáenz Peña salió a realizar recorridas preventivas hasta que al llegar a la Quinta 61 del Barrio Antonio Zafra se encontraron con una fiesta clandestina con música a todo volumen y consumo de bebidas alcohólicas.
Los oficiales lograron detectar la presencia de unas 20 personas de ambos sexos por lo que solicitaron refuerzos. Pero al ingresar al lugar donde se realizaba la fiesta, los jóvenes se mostraron hostiles y muchos de ellos se escondieron en el domicilio de una familia de apellido Godoy, según consta en el parte policial.
El grupo insultó a la comisión policial que les manifestó el aislamiento obligatorio.
La respuesta por parte de vecinos llegó desde la oscuridad, arrojando toda clase de elementos contundentes e incluso utilizando gomeras, produciendo la ruptura del parabrisas delantero, y luneta del móvil. La Policía informó que pese a los daños no hirieron a ningún efectivo.
Debido a esta circunstancia se procedió a retirar al personal y a los móviles del lugar para evitar más daños, no pudiendo determinar la identidad de las personas que ocasionaron los daños.

Comentarios