Habló Pablo Ventura tras ser liberado por el crimen de Gesell: «Fue muy difícil, todavía no caigo».

Pablo Ventura, el joven que fue detenido en Zárate horas después de conocerse el asesinato de Fernando Báez Sosa en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell, habló por primera vez tras ser liberado. » Me siento mejor por suerte. Fue muy difícil. Me trataron muy bien. Todavía no caigo».

Acompañado por su padre José María, quien siempre aseguró su inocencia, Ventura fue entrevistado por C5N y afirmó que se apoyó en su familia y en sus amigos para pasar el momento. «Trataré de a poco de ir volviendo a la normalidad».

Asimismo, contó que extraña mucho a su madre y añadió: «Tengo unos padres de hierro. Ya me siento mejor. Estoy más tranquilo». Minutos después, en otro diálogo con la prensa, advirtió sobre los detenidos: «Los conocía de vista. No los odio. Estoy tranquilo, shockeado, pero no sé cómo terminé ahí. No sé qué pensar». A continuación dijo que estaba seguro de que se iba a comprobar su inocencia: » Porque yo no estuve acá. Estaba en la casa de un amigo. No hice otra cosa».

Todavía conmovido por el crimen, Pablo no emitió más declaraciones y dejó que fuera su papá quien declarara en su lugar: » Ayer lo vi realmente muy mal, estaba quebrado totalmente. Es un chico sano, deportista, pero estaba mal. Recién se pudo dormir 3.30 de la mañana. Estamos acá dando la cara».

Asimismo, Ventura se refirió a lo ocurrido anoche cuando fue liberado y dijo que la gente que estaba en el lugar lo aplaudió y le mostró que cree en su inocencia. » Él no tiene que tener vergüenza, se tiene que sentir orgulloso. Es muy buen chico», aseguró.

Sobre las razones que lo llevaron a su hijo a permanecer varios días preso, José María Ventura afirmó que «hubo malicia» por parte de los detenidos, diez rugbiers del Club Náutico Arsenal de Zárate. «Pablo me dijo que tuvo algún conflicto pero muy estúpido y hace muchísimos años. No sé por qué le tenían bronca. No se peleó con ninguno. Él me lo confirmo. No entiendo la saña».

Ahora Pablo será sometido a cuatro ruedas de reconocimiento que desarrollarán a partir de mañana y que se extenderán hasta la semana próxima, al igual que los otros diez imputados y detenidos en el marco de la causa.

Según dispuso el juez de Garantías David Mancinelli, a pedido de la fiscal de la causa Verónica Zamboni, el joven deberá concurrir los días 23, 24, 27 y 28 de enero a las «diligencias de reconocimiento de ruedas de personas». De acuerdo con lo publicado por Télam, las ruedas se llevarán a cabo a partir de las 8.30 en el Centro de Convenciones «Néstor Kirchner», ubicado en el Paseo 139, casi ruta nacional 11, de Villa Gesell.

Coautores

Ayer se conoció que la fiscal Zamboni imputó a los rugbiers Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) como coautores del delito de «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas», el cual prevé la pena de prisión perpetua en un futuro juicio oral.

Respecto a los otros ocho rugbiers detenidos, Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Luciano Pertossi (18); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18), fueron acusados de ser partícipes necesarios del mismo delito, por lo que les cabe la misma condena si fueran encontrados culpables.

Está previsto que durante la jornada de hoy los diez detenidos sean trasladados al Penal de Dolores, donde permanecerán alojados hasta tanto se resuelva sus situaciones procesales.

El crimen de Fernando Báez Sosa ocurrió el sábado último, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche Le Brique, en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte.

Fuente: La Nación.

Comentarios