DÍA MUNDIAL SIN ALCOHOL: SALUD LLAMA A LA REFLEXIÓN SOBRE SU CONSUMO.

Uruguay y Argentina encabezan el ranking del total de alcohol consumido en la región. Las personas más jóvenes son las más afectadas: el 13,5% de las muertes de quienes se encuentran entre los 20 y los 39 años se atribuyeron al alcohol.

En el Día Sin Alcohol –este 15 de noviembre-, el Ministerio de Salud Pública se adhiere a la iniciativa mundial de llamar a la conciencia sobre los daños físicos y psicológicos que produce el consumo de este tipo de sustancias. Esta fecha la estableció la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el claro objetivo de sensibilizar a todas las sociedades del mundo.

La responsable de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, Andrea Cruz puntualizó que “Uruguay y Argentina encabezan el ranking del total de alcohol consumido en la región”. “En nuestro país, se registran datos de consumo de 14,6 litros de alcohol puro per cápita, con un promedio diario de 31,5 gramos, con proyecciones en aumento para 2025”, agregó.

A nivel global, el alcohol fue la causa del 7,2% de la mortalidad prematura en 2016. Las personas más jóvenes se vieron desproporcionadamente más afectadas por el alcohol (en comparación con las personas mayores) y el 13,5% de las muertes de quienes se encuentran entre los 20 y los 39 años se atribuyeron al alcohol.

En los últimos años, y acompañando la tendencia internacional, se evidenciaron cambios en la modalidad y el patrón de consumo de bebidas alcohólicas en adolescentes, especialmente en las mujeres. La edad de inicio es cada vez más temprana.

Datos

De acuerdo a la tercera Encuesta Mundial de Salud Escolar 2018 (EMSE), el 77,1% de los adolescentes consumió alcohol por primera vez antes de los 14 años. El patrón de consumo instalado entre los jóvenes argentinos duplicó su prevalencia del 35,3% en 2007 a 62,9% en 2012, sin que se evidenciaran diferencias estadísticamente significativas entre adolescentes varones y mujeres.

De acuerdo a la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) del año pasado, el consumo de alcohol continuó aumentando en comparación a años anteriores. La Encuesta de 2018 registró 13,3%, mientras que la ENFR de 2013 marcó 10,4% y la ENFR de 2009, 8,9%.

Asimismo, el 28,7% de muertes se deben a traumatismos y se relacionan directamente con el aumento de la prevalencia del consumo de alcohol. El porcentaje de jóvenes de 18 años que manejo auto, moto o bicicleta tras consumir alcohol aumento de 12,1% en la ENFR 2013 a 15,1% en la ENFR 2018.

Esfuerzos locales

Por todo lo expuesto, desde la Provincia se implementan estrategias de abordaje integral mediante una Mesa de Trabajo Interministerial para tratar políticas fiscales de origen sanitario, entre otras acciones. Entre sus objetivos, se encuentra lograr una restricción de acceso a menores, control de alcohol al conducir y una regulación efectiva en materia de restricciones de publicidad, promoción y patrocinio.

La Dirección de Salud Mental trabaja ininterrumpida con pacientes alcohólicos a través de un Programa Provincial. Se trata la enfermedad como tal y se asiste a la persona en centros de rehabilitación. Así también, se unificaron esfuerzos con otras instituciones como SEDRONAR, para profundizar, no solo la asistencia a quienes más lo necesitan, sino también la implementación de políticas públicas que trasciendan las gestiones de gobierno.

“Un arduo camino por recorrer nos espera, pero hay un compromiso de Gobierno tanto Provincial como Nacional para implementar políticas públicas que disminuyan este flagelo que nos compete a todos.  Ya tenemos el diagnóstico de situación, ahora hay que pasar a la acción”, finalizó Cruz.

Comentarios