Dante Moreira: Proyecto de Dirección de Veredas peatonales con presupuesto para una ciudad moderna, activa e inclusiva

 

Dante Moreira, concejal del Partido Justicialista de Sáenz Peña, explicó el innovador proyecto de una Dirección de Veredas Peatonales para la ciudad, con presupuesto y las herramientas necesarias para la intervención municipal en esta área simple pero muy importante para los ciudadanos

Expresó que es imposible hablar de obras de calidad sin un paso administrativo previo de dotar de la estructura necesaria, de recursos y de modos de inversión pública en un tema muy problemático para la ciudad: sus veredas, que están en pésimas condiciones.

Expuso que “nuestra iniciativa tiende a cambiar el horizonte de gestión pública hacia una ciudad moderna, una ciudad de sostenible para la vida cotidicana de vecinos y visitantes”

Expresó que “de los vecinos diarios que circulan por gran parte del centro de la ciudad, sobre todo en el llamado casco céntrico, existen quienes realizan esa circulación en transporte público, otros en automóviles, en motocicletas o bicicletas, y una gran parte de a pie”

Aunque el municipio no ha hecho ningún estudio sobre el tema, y sin precisar porcentajes, nuestros estudios arrojan que entre el 70 y 80% de esta gente, en horarios laborales, realizan sus trámites caminando el centro (esto es deambulan caminando cumpliendo sus tareas habituales, o bien en recreación

Esto hace importante este último modo de desplazamiento (tal vez el de mayor presencia en el mismo tiempo continuo).

Hay que hacer que las caminatas de la gente aumenten

Por qué? Porque en igual sentido a los estudios urbanísticos que establecen ideas para mejorar la movilidad sostenible que reduzca el desplazamiento vehicular por el de transporte público y medios de menor impacto negativo en el ambiente como en el tránsito, las caminatas de nuestros vecinos podrían aumentar en las ciudades si se mejora la calidad de las veredas implementando algunas claves en las cuales proponemos trabajar en un sentido integral.

Nuestra iniciativa propone un cambio histórico en el modelo de veredas, de manera de uniformar el modelo arquitectónico y darle a Sáenz Peña el realce urbano moderno en base a aquello que más lo identifica: sus aguas termales

Entendemos dentro del Plan de infraestructura de una ciudad activa, moderna, y lo que es más importante: más inclusiva

La ciudad de Sáenz Peña actualmente solo tiene un departamento de veredas dentro de la Secretaría de Obras Públicas, pero las veredas son de diversos tamaños y muy precarias, de cemento pobre y algunas de no más de 50 cms., lo que comportan graves problemas en sus veredas, siendo que el estado tiene un presupuesto de 1.745 mill. de pesos, pero con veredas viejas, sin inversión ni señalética, ni desagües, que también son importantes para las veredas peatonales de una ciudad.

El proyecto tiene 8 lineamientos o ideas para la intervención de nuestras veredas. Para la ciudad de hoy, no la del futuro solamente.

  1. Señalización 

Señales que necesitan no solo los conductores de vehículos y motos. Parece ser extraño que hablemos que también los peatones necesitan señales indicatorias de cuáles son las calles, los desvíos, y cualquier otra situación. Los peatones al igual que los conductores de otros medios de transporte, también necesitan información disponible en un trayecto que se puede visibilizar, por ejemplo, en mapas, gráficos, carteles, que identifiquen cuáles son los lugares que están cerca de los de a pie.

  1. Seguridad permanente

Tanto las veredas como los paseos deben entregarle una mayor sensación de seguridad a los vecinos peatones. Recordemos que la gran mayoría hace sus trámites o tareas durante horas laborales caminando.

Reconstruir o crear “espacios” que se perciban más seguros durante el día, lo que se lograría con la instalación de negocios al nivel de ojos en la calle, por ej. por sus fachadas transparentes. Además hacer que estos espacios produzcan seguridad nocturna, lo que se logra con más luminarias tipo led que ya han sido instaladas por el gob. Provincial y también municipal aunque sin mayor énfasis de intervención.

  1. Espacios atractivos

El mobiliario urbano es esencial para el tratamiento de las ciudades, y en el tema de nuestras veredas. Para ello hay que revestir e invertir en asientos, bancos y árboles, bancos de espera con sombras naturales que harán de las veredas mucho más atractivas y que inviten a permanecer en el espacio.

Estos factores suman a la hora de propiciar el tránsito peatonal y terminan por beneficiar a la ciudad.

Muchos más árboles y materiales para esas áreas urbanas que a través de sus construcciones absorban el calor durante el día y lo liberen en la noche, haciendo que las diferencias de temperatura no se perciban.

  1. Conexiones seguras

Este lineamiento se basa en el estudio de esas características de los peatones que lógicamente combinan las caminatas con otros medios de transporte público, es decir, caminan hasta un punto y toman un remis, o un colectivo. Con el cuidado debido ya que el diseño de la infraestructura de estos medios puede afectar la seguridad de los desplazamientos peatonales.

Las veredas y sus puntos de encuentro con otras áreas –dársenas, intersecciones- deben ser más seguros, se propone que las veredas estén conectadas e integradas con las redes de transporte, avenidas, paseos y plazas de la ciudad.

  1. Accesibilidad universal 

Como es lógico, debemos crear un espacio público que sirva a todos los posibles usuarios. Las ciudades deben contar con espacios que puedan ser visitados por peatones que se desplacen de manera autónoma o con grados del grado de movilidad reducida (personas con capacidades diferentes, personas mayores, niños en bicicletas).

  1. Alcantarillas eficientes

Un tema sin tratamiento local son los desagües pluviales para grandes y también pequeños volúmenes. Para que una vereda funcione bien, debe contar con materiales con características óptimas y que corresponden a: que sean antideslizantes, coherentes, estables y firmes y con escurrimiento rápido.

  1. Tamaño adecuado

Tenemos en cuenta las tres zonas de una vereda: centro, que es la parte libre y por donde circulan los peatones; de servicios, ubicada en un costado de la calzada y que se caracteriza por tener carteles, asientos, basureros; y de transición, que es la que conecta la zona libre con los edificios.

Con esta iniciativa, pensamos la ciudad. La exponemos dentro del Plan Sáenz Peña que abarca Dirección de Veredas, nuevo formato y diseño moderno, espacios seguros, accesibilidad, señalética y desagües

 

Comentarios