El drama de una mamá que vive junto a su hijo internado en el Hospital Pediátrico

El sábado 9 de junio de 2018 nació Ismael. Dos meses después le detectaron hipotonía muscular, término médico que indica la disminución del tono muscular por lo que el bebé (que hoy tiene un año y tres meses) requiere de un respirador que lo asista.

Sus padres, Alberto Vargas (44) y Natividad Fernández (29), residen en el barrio La Ralera de La Leonesa, pero el tratamiento de Ismael obliga a la madre a ‘vivir‘ en el Hospital Pediátrico de Resistencia. Natividad está desempleada y la salud de su hijo no le permite dedicar mucho tiempo a otras cosas.

En La Leonesa está Alberto, de ocupación albañil, con su otra hija de 8 años. ‘Apenas le alcanza para mantenerse con la hija‘, reconoce la mamá de Ismael sobre la situación económica de la familia.

Ya pasó más de un año desde que el pequeño quedó internado en el Pediátrico, más de un año en que a Natividad le toca estar encerrada en una pieza pendiente de Ismael.

‘Él no tiene fuerzas en los músculos, no es muy conocida la enfermedad y tampoco tiene cura, sino un tratamiento para estabilizarla. Mi hijo está conectado a un respirador porque no tiene fuerza suficiente para respirar‘, cuenta.

‘Vivo encerrada en una piecita del Pediátrico con mi hijo porque yo me tengo que encargar de los medicamentos y la aspiración. Él se encuentra con traqueotomía y conectado a un respirador‘, agrega.

Natividad tampoco goza de ayuda social ni una pensión por la discapacidad de Ismael: ‘Solicité la pensión pero no sé cómo está eso, porque nadie me informa nada y vivimos acá porque no tengo adónde ir en Resistencia. Mi otra hija de 8 está sufriendo mucho porque no lo puedo dejar al hermanito solo y soy yo nomás la que entiende cómo manejarme con mi hijo, por eso tampoco puedo dejarlo al cuidado de otra persona‘.

‘Día por medio están trabajando con él y la duración del ese trabajo depende de cómo lo vean, a veces dura media hora y a veces más‘, amplía Natividad.

Otro problema que surge es que Ismael ‘tiene un respirador prestado, porque la empresa que fabrica los respiradores no me quieren dar el de él porque no tengo una casa en Resistencia y dicen que mientras no tenga una dirección exacta no me van a dar. Y me piden que consiga una casa cerca del Pediátrico‘.

LA NECESIDAD DE UNA VIVIENDA

A todo esto, Natividad hace un pedido ‘urgente‘ al gobierno del Chaco para que consideren la posibilidad de otorgarle una vivienda, entendiendo todo el contexto por el que atraviesa esta madre con la enfermedad de su hijo.

Asimismo, si alguien desea colaborar con ella en cualquier ámbito, su número de teléfono celular es 0362-155263110.

Fuente: Diario Norte

Comentarios