En junio crecieron los plazos fijos luego de tres meses consecutivos en baja

Los depósitos a plazo fijo del sector privado crecieron en junio casi 3% respecto de mayo y cortaron de esta forma una racha de tres meses consecutivos en baja, según un informe elaborado por First Capital Group en base a datos del Banco Central. La mejora registrada en los plazos fijos fue impulsada por la estabilidad del dólar y por el sistema de plazos fijos online para no clientes puesto en marcha por la entidad monetaria en mayo pasado. “Ante el contexto de altas tasas de interés, con una tasa de política monetaria por encima del 60%, hasta los ahorristas más conservadores se vieron tentados a desprenderse de dólares para volcar sus tenencias a instrumentos denominados en moneda local”, explicó Augusto Quiñones, analista de First Capital Group. “La paz cambiaria que se vivió durante el mes de junio, incluso con apreciación del peso en relación al dólar estadounidense generó una redistribución en los portfolios financieros del sector privado”, agregó el especialista. Junto con el cambio de tendencia verificado en junio, otro dato de importancia fue que el crecimiento de casi 3%, un porcentaje ubicado a la par de la inflación esperada para el periodo, significó que por primera vez desde febrero último los plazos fijos mostraron puntos de incremento real.

Además de la calma registrada en el mercado cambiario, otro factor que ayudó a potenciar los plazos fijos fue la decisión del Banco Central de posibilitar que las entidades financieras capten depósitos de clientes con los que no tienen relación contractual, con tasas ubicadas por encima del promedio del mercado. Esto aumentó la competitividad entre dichos actores, reduciendo el spread entre la tasa de política monetaria (Leliq, la que el BCRA le paga a los bancos) y la tasa Badlar (la que los bancos pagan por depósitos por encima de un millón de pesos). La diferencia promedio en el mes de junio fue de 15%, mientras que en mayo había sido de 20%. Por su parte, las cajas de ahorro en dólares aumentaron en junio un 1,7%, por debajo del promedio de los meses anteriores. “Esto denota que, si bien la tendencia a dolarizar cartera continúa al alza, los instrumentos en pesos significaron una buena alternativa para aprovechar el “verano” cambiario”, finalizó Quiñones.

La semana pasada, el Banco Central informó que la constitución de plazos fijos online para no clientes subió nuevamente en junio y superó las 50.000 operaciones. El BCRA detalló que la cantidad de operaciones fue de 50.624 frente a 37.927 en mayo -mes en el que debutó esta operatoria-, con un crecimiento de 33,5%. En lo que respecta a los depósitos, la entidad monetaria precisó que en junio el monto de los plazos fijos de menos de 1 millón de pesos fue por un total de $ 14.980 millones, con un incremento de 2,9%.

Comentarios